Compartiendo la habitación de un hotel

Que afortunado este chico que nada más llegar a un hotel de lujo, se confunden en recepción y le dan la llave de una habitación que no es la suya, sino la de una madurita espectacular, que disfrutaba de una relajante ducha a la espera de que su marido regrese de un congreso de negocios.

Compartiendo la habitación de un hotel


Comments are closed.